diumenge, 30 de març de 2008

Encuentro 01

La Imagen de esta semana ha sido las alas de una paloma, aun frescas de sangre, posadas en las escaleras del metro de Sant Antoni. Me las encontré bajándolas y aun seguian allí cuando volví ,como si a una paloma se le hubiesen olvidado..., no he podido por menos de guardarme tan macabro momento. Qué clase de ser se puede concevir para cometer un acto tan retorcido? A elegir, la respuesta que gustes oír,
a disposición para el servidor.
Se le ofrece pues alguna otra alternativa mejor....?
El servicio aereo está en apuros.
No quiera salir volando, por tierra se llega igual
aunque a más tardar ha de llegar a dondequiera que se esté dispuesto a un... descanso, Pues nunca uno para, a caso te olvidas de respirar?



Mándame una postal, pero no por correo aéreo.

diumenge, 23 de març de 2008

Guiño de un ReCorrido

En el adornado espejo enmarcado
veo el reflejo de laberintos,
escurridizos en las propias manos.

Torpes intentos de alcance
quebradizo, como el agua
de indeseados estanques
efímeros de lodo.

Qué esperar?
Pues el centro se cobra su precio.

dimarts, 18 de març de 2008

diumenge, 9 de març de 2008

Perlas matutinas

Hay ocasiones en que te despiertas una mañana y es incleíble lo inesperado de lo que se te presenta en cuanto una herida abierta deja al descubierto todo. La perla ni más ni menos ha sido con Carmen, un/a transexual que mendigaba amor, de esos en que esa clase de personas lo necessitan como un salvavidas que se subastan en circulos elitistas. Me contaba todo aquello con mirada inquieta, buscando a su madura salvadora, en su realidad deseada, onírica. Me tuve que marchar pues ya había pospuesto mi viaje a la realidad, cínica, espectadora.

dissabte, 8 de març de 2008

Interpretación 01

Vueltas, vueltas y más vueltas dá mi cabeza, me he quedado en un bucle que me marea.

Es un circulo, ciclíco redundante en sí mismo. Un puto agujero negro.

Una escena me hipnotiza, el ritmo de la música; grave, rígida y constante se magnifica con la estructra de la sala, majestuosa en elementos arabescos.
Se quiebra el mito. Farsante e incontrolable, en su ceguedad el Intérprete, de un ambiente, mas cuesta de creer que una feria de lujurias, telones de las más recónditas perversiones cual máscaras se tapan aquellos que se atreven a manifestar, se despliegue ante las narices. Pero como en los más estrictos círculos, cuyos no tienen principio y no tienen fin. No aceptan inesperados invitados, cuyas entradas, de ingenuidad, patética y desordenada rompen la escena.

dimarts, 4 de març de 2008

PRESENTACION

Rojo.
El color que se ve en mi casa, que se respira en mi casa, hasta las mujeres que vivien en ella de una forma u otra son rojas.
La primera que llegó desde las gélidas tierras de una isla del norte, aunque sus ojos llevaban el color de su contrariado amor, su alma era roja, esa valquiria lo arrollaba todo con su sentido del humor rojo. Se marchó dejándome sus labios cereza y su risa como una marca de hierro al rojo...
La segunda, cual el rojo se refleja en su pelo es la que la siguió, pero no se encontraron más que un par de veces quizás. Cuán roja era en aquél momento esa casa teniendo a tres mujeres tan distintas y tan parecidas en su presencia y ausencia.
La tercera que llegó ocupó el espacio que en un principio estuvo la primera. Pequeñita como una mariquita, y como tal difícil de atrapar.
Yo, siempre estuve en esa casa, aunque en un tiempo mi cuerpo no dormía, no despertaba, no deambulaba por ella ni me quedaba mirando largos ratos la pared roja que hay, nuestra bandera.
En todas ellas reside ese espíritu rojo de sangre, fuego y guerra por aquello por lo que somos y por lo que nos sugiere vivir en esa casa.
Roja.